Cómo armar una oficina hogareña sin gastar mucho dinero

Cómo armar una oficina hogareña sin gastar mucho dinero
Ya sea que trabajes para alguien o para ti mismo, trabajar desde casa tiene numerosos beneficios. Sin embargo, también tiene algunas desventajas. Una de ellas es que serás responsable de todos los gastos relacionados con armar tu espacio de trabajo. Estos significa que deberás invertir en muebles de oficina, equipamiento, ordenadores, software y todas las otras cosas que necesites.

La buena noticia es que hay muchas formas de hacerlo sin tener que gastar una fortuna. Seguir estos pasos te permitirá comprar lo que necesitas por un precio más accesible para que tengas todo listo para trabajar desde tu casa.

1. Piensa en cuándo comprar

La mayoría de las personas no compra equipamiento de oficina todos los días, por lo que es posible que no sepas la gran variación que los precios de esos productos tienen durante el año. Si sabes cuál es el mejor momento para comprar, podrás gastar menos y ahorrarte una buena cantidad de dinero.

Para artículos de oficina como tinta, papel, bolígrafos y cosas similares puedes aprovechar las ofertas del fin de las vacaciones, ya que muchos niños vuelven al colegio y los precios suelen ser buenos.

Para comprar muebles de oficina, aprovecha las ofertas de fin de año que suelen ofrecerse a principios de enero. Estas ofertas se hacen para que los comerciantes puedan sacarse de encima el inventario del año anterior para recibir las nuevas colecciones de muebles que los fabricantes presentan a fines de enero o principios de febrero. Los ordenadores y el software suelen ser más baratos en agosto, ya que la competencia por venderle productos a los estudiantes que vuelven a la universidad aumenta.

2. Usa programas de envíos gratuitos

Cuando ganas dinero desde tu casa, las compras online suelen ser más convenientes que ir a las tiendas, pero los envíos suelen elevar bastante los precios. Si quieres ahorrar dinero, puedes aprovecharte de los programas que las tiendas online tienen para conseguir que te envíen los productos de manera gratuita a tu casa.

Algunos de estos programas incluyen:

  • Staples Rewards. Este programa te permite recibir los productos de manera gratuita y te bonifica con un 5% de tus gastos para futuras compras en forma de cupones de descuento. Además, te dan $2 de crédito cada vez que compras un repuesto reciclado de tinta o toner.
  • En Quill.com no necesitas unirte a ningún programa para que los envíos sean gratuitos. Este vendedor ofrece envíos gratuitos para todos los pedidos de artículos o muebles de oficina de $45 o más.
  • Amazon Prime. Si compras mucho por internet, Amazon Prime te concederá envíos gratuitos con cada compra. Puedes probar este servicio de manera gratuita durante 30 días. Luego, el precio del mismo es de $99 anuales. Puede parecer caro al principio, pero se amortiza rápidamente.

3. Aprovecha el software libre

Cómo armar una oficina hogareña sin gastar mucho dineroSi bien el software más conocido suele ser caro, siempre hay versiones gratuitas de los mismos que te permitirán hacer básicamente las mismas cosas. Puedes usar Google Docs, Google Sheets y Google Slides en lugar de Microsoft Office y usar programas gratuitos de videoconferencias como Google Hangouts y Skype. Si quieres proteger tu ordenador de malware, Avast es una excelente opción gratuita.

4. Evita la tentación de comprar en cantidad

Comprar en cantidad puede ser muy bueno si es un producto que utilizarás rápidamente, pero no tiene tanto sentido para otros productos. Por ejemplo, comprar muchas cajas de grapas te costará más que comprar una sola caja y es probable que una sola caja te dure varios años. Además, tienes que pensar que todo lo que compres de más necesitará espacio para ser guardado, lo que puede ser una verdadera molestia cuando trabajas en tu casa. Siempre es buena idea sentarse con un lápiz y un papel y hacer cálculos para saber qué cosas te conviene comprar en cantidad y qué cosas no.

Siempre que quieras investigar sobre bitcoin, hacer algo de dinero extra con instagram, monetizar tu blog o comenzar un tipo de negocio, tu oficina casera necesita ser funcional. Debe de ayudarte a cumplir tus metas por lo que debes sentirte cómodo allí, pero no significa que deba costarte un montón de dinero. Sí sabes dónde y cómo comprar, puedes construir una oficina que te ayudará a producir una gran cantidad de trabajo en los años por venir.

Ir arriba