Convence a tu jefe para que te deje trabajar desde casa

Convence a tu jefe para que te deje trabajar desde casa

¿No sería extraordinario no tener que volver a enfrentarte a un mar de gente cada mañana para llegar al trabajo? ¿O tomarte una pausa para comer en tu propia cocina? ¿Qué tal tener horarios un poco más flexibles para poder lograr un mejor balance entre tu trabajo y tu vida hogareña?

Las personas que trabajan desde casa pueden disfrutar de todos estos beneficios y, según los estudios, los empleadores también se benefician con este tipo de arreglos. Aun así, muchas personas tienen miedo de hablar con sus jefes sobre la posibilidad de trabajar desde sus casas, principalmente porque en muchos casos los empleadores no conocen las grandes ventajas de tener un empleado que trabaja desde su casa.

Las encuestas muestran que el 75% de los trabajadores creían que la flexibilidad es uno de los aspectos más importantes de cualquier trabajo. En cambio, sólo el 50% de los empleadores sabían que la flexibilidad podía ser algo importante para sus empleados. En otras palabras, tu empleador puede tener problemas para visualizar el tipo de trabajo que puedes hacer desde tu casa, por lo que necesitarás hablar con él y convencerlo de las ventajas de un arreglo así.

Para aumentar las posibilidades de que tu jefe esté de acuerdo con esta idea, sigue los siguientes pasos.

Paso 1: Haz tu tarea

Antes de hacerle una propuesta a tu jefe sobre trabajar fuera de la oficina y empezar a ganar dinero desde tu propia casa, es importante que investigues un poco. Averigua si alguien de la compañía ya trabaja desde su casa y fíjate que puedes aprender de su tipo de trabajo. Además, descubre si utilizan algún tipo de software que pueda ser útil para tu labor. De esta forma, cuando hables con tu jefe, podrás darle un informe completo de qué puedes hacer y cómo puedes hacerlo.

Si serías el primer empleado en trabajar desde su casa en toda la compañía, investiga el tema y facilítale a tu jefe un informe detallado. Además, puedes ver algunos programas como GoToMyPC y LogMeIn, que te permiten acceder a tu estación de trabajo en forma remota, para que puedas explicar mejor cómo funcionan y cómo podrías utilizarlos para llevar a cabo tus labores.

Paso 2: Pon énfasis en los beneficios

Cuando estés listo para hablar con tu jefe, es importante que hables sobre las grandes ventajas que este arreglo tendría para la compañía. No te concentres en qué beneficios tendrá para ti, ya que esto será bastante evidente para tu jefe. Sin embargo, lo que tal vez no sea tan obvio son los beneficios que el hecho de que trabajes desde tu propia casa puede tener para la compañía. He aquí algunos beneficios que puedes mencionarle a tu empleador:

1. Aumento en la productividad

Hay estudios que indican que los trabajadores que trabajan desde sus casas son más productivos que sus pares que lo hacen desde la oficina. Un estudio demostró que los empleados de agencias de viajes que trabajaban desde sus hogares incrementaban su productividad en un 13%, se tomaban menos descansos y lograban realizar más llamadas debido a una disminución en las distracciones. Puedes explicarle a tu jefe que el ambiente de tu casa te permitirá concentrarte mejor en tu trabajo y trabajar más tiempo debido a no tener que realizar viajes desde y hacia la oficina.

2. Reducción en los costos

Muchas compañías están aprovechando el trabajo desde casa como forma de reducir gastos. Un ejemplo es Aetna. Este gigante de las aseguradores le permite al 50% de sus empleados trabajar desde sus propias casas, lo que les permite ahorrar dinero en materiales de oficina y espacio, lo que significa un ahorro de $78 millones en costos de operaciones. Puedes incluso plantear tu trabajo desde casa como una prueba para que la compañía analice esta alternativa que puede llevarla a ahorrar una gran cantidad de dinero en el futuro.

3. Disminución de los días de trabajo perdidos

Muchos estudios demuestran que los empleados que trabajan desde casa tienen menos probabilidades de pedirse el día. Puedes usar esto para convencer a tu jefe, ya que este arreglo te permitiría trabajar aun cuando te sientas un poco mal sin tener miedo de contagiar a media oficina. Si tienes familia también puedes mencionar que si uno de tus niños está en casa enfermo no será necesario faltar a la oficina.

4. Menor recambio de empleados

Minimizar el recambio de empleados es importante para cualquier compañía y puedes explicarle a tu jefe cómo esta modalidad permite reducirlo gracias a un aumento en la satisfacción de los trabajadores. Es importante que expongas este punto con cuidado para que tu jefe no crea que estás amenazándolo con renunciar si no accede a que trabajes desde casa. En cambio, postúlalo como una oportunidad para experimentar una nueva forma de trabajo. 

Si funciona y se expande a otros trabajadores, puede significar una reducción en el recambio de empleados. También puedes mencionar que aquellos que trabajan desde casa suelen tener mayor satisfacción laboral que los que no, lo que los hace más productivos y menos conflictivos.

5. Sustentabilidad

En el día de hoy muchas compañías están adoptando políticas de sustentabilidad tanto por el bien del planeta como de sus propias reputaciones. Si tu empleador ha estado tomando medidas relacionadas con este tema, puedes explicarle que esta modalidad laboral puede ayudar a aumentar la sustentabilidad de la compañía. Los empleados que trabajan desde sus casas consumen menos gasolina, lo que reduce la huella de carbono de la compañía. Además, si muchos trabajadores empiezan a trabajar desde sus propias casas, entonces la compañía podrá reducir el tamaño de sus oficinas, ahorrando energía y agua en el proceso.

6. Ten una propuesta concreta

Si quieres que tu jefe acceda y te permita trabajar desde tu casa, es importante que le presentes un plan detallado sobre cómo funcionaría esta modalidad de trabajo. Escríbelo todo para que tu jefe pueda analizarlo. Intenta incluir la siguiente información:

  • ¿Qué días trabajarás desde casa? (¿Todos los días? ¿3 días por semana? Etc.)
  • ¿Qué días irás a la oficina? (¿Todos los lunes? ¿A las reuniones? ¿Para reunirte con clientes?)
  • ¿Qué recursos que ya tenga la compañía puedes utilizar? (¿Software? ¿Ordenadores? Etc.)
  • ¿Qué cosas deberían comprarse para facilitar el trabajo desde casa y cuáles serán los costos?
  • ¿Cómo manejarás cada aspecto del trabajo? (Trabajar con colegas, archivar expedientes, etc.)

Asegúrate de que tu plan esté bien escrito y de que no tenga errores de ortografía ni gramática. Recuerda que sólo tienes una oportunidad de causar una buena impresión en tu jefe.

Si quieres seguir trabajando desde casa, debes ser muy productivo

Convence a tu jefe para que te deje trabajar desde casaAun cuando los estudios muestran que la gente que trabaja desde casa tiende a ser más productiva, también es cierto que están expuestos a muchas tentaciones. No tienes horarios estrictos, nadie controla que estés haciendo tu trabajo y puedes decidir tu propio ritmo. Si no tienes cuidado, estas libertades pueden destruir tu productividad y, si quieres seguir trabajando desde tu casa, eso es lo último que debe pasar.

Hay muchas maneras de aumentar tu productividad cuando trabajas y ganas dinero desde tu casa. Deberías leer estos tres artículos que hemos escrito sobre el tema:

Una vez que leas estos artículos no tendrás ningún problema al trabajar desde tu propia casa.

Ir arriba