10 claves para tener éxito trabajando desde casa

10 claves para tener éxito trabajando desde casa

Eso de trabajar desde casa suena muy bien, ¿no? La idea de tener la cocina a menos de diez pasos y la libertad de trabajar en pijamas es muy atractiva y, para muchas personas, trabajar desde casa hace que sea más fácil balancear el trabajo y la vida familiar.

Aun así, trabajar desde casa no es completamente perfecto. Existen algunas desventajas al transformar tu casa en tu oficina de trabajo. Es posible que recibas menos dinero y pueden originarse algunos conflictos con amigos y miembros de tu familia que no terminen de entender esto de que estás en tu casa pero al mismo tiempo estás trabajando. Además, trabajar desde casa también puede significar que nunca dejas de trabajar del todo: es probable que te des cuenta que le dedicas muchas más horas a las que le dedicabas cuando estabas en la oficina.

Puedes aprender todo acerca del bitcoin y comenzar tu propio negocio ahora desde tu oficina en casa.

Puedes comenzar un canal YouTube y instalar tu estudio en casa

También puedes obtener trabajos freelancer o recibir pagos de tu cuenta de instagram por parte de las marcas qué buscan publicaciones patrocinadas.

Esto significa que puedes encontrar un trabajo que se adapte a tus habilidades, estilo de vida y horario sin necesidad de ir a una oficina.

Las buenas noticias son que puedes resolver estos temas con relativa facilidad, haciendo que la experiencia sea increíblemente gratificante. Aquí hay 10 cosas que puedes hacer para que trabajar desde tu casa sea más productivo y menos complicado.

1. Habla con tu familia

Antes de tu primer día de trabajo en casa, es necesario que te sientes con tu familia y les expliques claramente de qué se trata. Explícales que necesitarás concentrarte en tu trabajo y que no podrán interrumpirte ni distraerte durante las horas que le dediques.

Establece algunas reglas claras con respecto a cuándo está bien que te interrumpan y cuándo no para asegurarte de generar un ambiente de trabajo productivo y satisfactorio. Si bien el comienzo puede ser difícil y accidentado, reducirás el riesgo de discusiones y conflictos si pones las cosas en claro desde el principio.

2. No intentes hacerlo todo

Al igual que con la familia, también tienes que establecer los límites de tu propio trabajo. Nunca lograrás ser un padre de tiempo completo y un trabajador de tiempo completo al mismo tiempo. No tengas miedo de contratar a alguien que te ayude con los niños o la casa en el caso de que sea necesario. ¡El hecho de que estés en tu casa no significa que seas el responsable exclusivo de todo lo que sucede en ella!

3. Reclama un espacio

Si quieres tener éxito trabajando desde casa, necesitarás tener un espacio dedicado exclusivamente a esto. Lo ideal es tener una habitación que puedas transformar en una oficina, al menos durante las horas laborales. Si eso no es posible, al menos consigue un rincón en alguna habitación tranquila y transfórmalo en tu puesto de trabajo. Sentarte a trabajar en el mismo sitio todos los días te ayudará a generar una rutina productiva que te acercará al éxito. Además, tu familia sabrá que cuando estás en tu zona de trabajo no deben molestarte, lo que te evitará muchos conflictos.

Si necesitas armar una oficina en casa, deberías leer nuestra guía sobre Cómo armar una oficina hogareña sin gastar demasiado.

4. No pienses en nada más

Cuando sales de casa para ir a la oficina, no es tan difícil separar los problemas hogareños de los laborales. En casa no tendrás la ventaja de tener una separación física entre estas dos cosas, por lo que tendrás que separarlos mentalmente.

Cuando te sientas en tu estación de trabajo, no pienses en otras cosas. Que todos en la casa sepan que no puedes hablar de temas hogareños hasta que tu día laboral haya terminado.

5. Establece tus horarios y respétalos

10 claves para tener éxito trabajando desde casaYa sea en casa o en la oficina, cada tarea que realices necesitará cierta cantidad de horas de trabajo. En casa, sin embargo, no habrá un jefe que controle que estés trabajando las horas suficientes, por lo que deberás ser disciplinado y respetar los horarios que establezcas para trabajar. Si no lo haces, es posible que cultives hábitos dañinos, como dejar de trabajar antes de tiempo o tomar descansos excesivos, que destruirán tu productividad y te traerán problemas con tu jefe.

6. Ten una rutina

Si quieres tener éxito con esto de trabajar desde casa, es necesario que cultives una rutina de la misma forma que lo harías en la oficina. Empieza y termina tu día en una hora determinada. Tómate una hora definida para comer y establece un horario fijo para los descansos. Puedes usar esos descansos para relajarte, encargarte de tareas hogareñas o salir de la casa para hacer trámites. Sólo asegúrate de respetar su duración establecida para no perder el hábito de trabajar con un horario definido.

7. Asegúrate de que tu jefe pueda contactarse contigo

Si quieres seguir trabajando desde casa, es necesario que tu jefe pueda contactarse contigo para asegurarse de que estás haciendo el trabajo que prometiste hacer. Si no puede comunicarse contigo, entonces sospechará que no estás trabajando. Asegúrate de que tu jefe pueda contactarte siempre. Si no estás disponible debido a alguna actividad laboral o una cita personal, no olvides avisarle con anticipación. También puedes arreglar con tu jefe un horario fijo en el que puedas contactarlo para darle un informe de tus progresos.

8. Establece objetivos y cúmplelos

Si quieres seguir disfrutando de la libertad de trabajar desde tu casa, necesitas mejorar tu productividad. Esto no siempre es el caso cuando no tienes a otras personas trabajando junto a ti con las cuales compararte. Por lo tanto, es muy importante que establezcas algunos objetivos diarios y te asegures de cumplirlos. Decide qué tareas completarás ese día, haz una lista y márcalas a medida que las hayas completado. 

¡Y no descuides la calidad de tu trabajo! Si el nivel de tu trabajo disminuye, es probable que te obliguen a volver al cubículo. Aprovecha las herramientas de videoconferencia para comunicarte con tus compañeros de trabajo, pero no permitas que estos contactos se conviertan en conversaciones triviales.

9. No te aísles

Si no tienes contacto con el mundo exterior, no tardarás en empezar a odiar tu trabajo. Asegúrate de salir de la casa regularmente, especialmente si no tienes contacto personal cotidiano con clientes o compañeros de trabajo. Puedes salir a caminar durante tus descansos o aprovechar la tarde para ir a tomar algo a alguna cafetería.

10. No descuides tu salud

Cuando uno trabaja en una oficina, es normal que pase mucho tiempo sentado. Bueno, cuando uno trabaja en casa, la cosa es aún más sedentaria, ya que no tendrás que caminar hasta la oficina desde el aparcamiento o la parada del autobús. Asegúrate de ejercitarte regularmente para compensar esta disminución en la actividad física. Así, no sólo reducirás la chances de engordar, sino que disminuirás la posibilidad de tener problemas circulatorios. Además, el ejercicio te ayudará a reducir el estrés y mejorar tus niveles de energía.

Trabajar desde casa suele considerado un paso hacia atrás ya que el dinero no es tan bueno como en los trabajos tradicionales de 9am a 5pm. Pero hoy en día las personas que se están volviendo millonarias no tienen un empleo tradicional. Ellos han construido imperios desde la comunidad de su casa. Puedes ser una de esas personas sí sigues los consejos y tienes disciplina en todo momento.

Ir arriba